Una marcha universitaria con sus protagonistas al frente: los estudiantes. Nadie se robó el show. No habían divos. Los muchachos siempre adelante. Las autoridades de La Universidad del Zulia, de otras casas privadas y todos los sectores que acompañaban la protesta, detrás. Todos entendieron bien de qué se trataba. El mensaje fue claro.

El recorrido comenzó a las 9:30 am. La salida fue desde la sede del rectorado nuevo, al final de Cecilio Acosta. Desde allí y hasta el punto final, en la sede del Ministerio Público, entre 5 de Julio y Dr. Portillo, no cesaron las consignas.

Se escucharon arengas ligeras y otras no tanto. Cantaban con fuerza al compás de las palmas: “La gente se pregunta, qué es lo que se ve, son los estudiantes en la calle otra vez”. A medida que se calentaba el trayecto subían el tono de las consignas: “Presidente cabrón, sos un hijo de puta, la puta madre que te parió”. Los muchachos son así, irreverentes, espontáneos, y sobre todo, creativos. 
Así llegaron al destino acordado. Mientras esperaban a sus autoridades entonaron el himno nacional, el de Zulia y el de su alma máter. La Universidad del Zulia fijó su posición ante el llamado a la Constituyente hecho por el gobierno. Aunque son muy contadas las veces que esta institución asume posturas firmes que contraríen decisiones gubernamentales, hoy se plantó firme y le dijo no a las ínfulas dictatoriales de Nicolás Maduro. Nuestra ilustre universidad se jugó el todo por el todo con esta decisión. ¡Buena esa!
Gladys Socorro

Periodista

Twitter: @gladyssocorro

Instagram: @gladyssocorro

Blog: gsocorro.wordpress.com

Anuncios